Tres jueces

Tresjueces

Tres jueces. Varios autores. Editorial Marcial Pons, Ediciones Jurídicas y Sociales

Al caer en nuestras manos este libro, inicialmente nos invadió el temor de encontrarnos ante tres tediosas historias de entresijos y vaivienes legales. Pero al final ha resultado ser otra cosa. Al leerlo, nos hemos encontrado con tres relatos que, en tres momentos distintos en el tiempo, en tres regiones italianas distintas, nos hablan, principalmente, de los sistemas de corruptelas y mafias italianas desde el punto de vista del ejercicio de la justicia. Y eso ya, nos empezó a interesar más.

Tres jueces recoge tres relatos de tres autores italianos, el más conocido de ellos, Camilleri. No obstante, hay que decir que, de los tres relatos, el de Camilleri es el que nos ha resultado algo más flojo. Los otros dos autores, Carlo Lucarelli y Giancarlo de Cataldo, nos han gustado más.

El primer relato, El juez Surra, de Camilleri, nos narra la historia de un juez que es enviado a trabajar a la Sicilia tras la reunificación italiana del siglo XIX. Allí el juez se encuentra con la “Fratellanza”, el germen de la mafía que conocemos hoy día, y que usa todos los medios para quitarse de encima al juez. El relato, si bien está cargado de humor (el juez sufre varios intentos de asesinato que no identifica como tales), el relato nos resulta un poco flojo, y si bien al inicio es rico en detalles, al final acaba de forma precipitada.

El segundo relato, La niña,  ya sólo que por el momento histórico en el que se sitúa, nos resulta bastante más interesante. Así pues, Lucarelli nos presenta un relato en la Boloña de los  conocidos como Anni di piombo (años de plomo). Es la historia de una joven juez, apodada “la niña”, que, tras tocar en su investigación algunos grupos de poder en la sombra, es víctima de un ataque, y no le queda, pues, más remedio, que usar otras armas un poco al margen de la justicia.

Finalmente, la tercera historia, El triple sueño del señor fiscal, escrita por de Cataldo, es la que más nos ha gustado. En ella encontramos la lucha de un fiscal contra el alcalde corrupto de una ciudad italiana, conflicto ya iniciado en sus años de escuela, donde el en aquel momento futuro alcalde ya apuntaba maneras, y donde el futuro fiscal, aprendió lo que era perder así como una mala interpretación de la democracia.

En resumen, los tres relatos reflejan una lucha entre una parte de la justicia (la no corrupta) contra un poder paralelo que controla económica y políticamente algunas zonas de Italia (y que aún seguramente lo sigue haciendo) . Las historias, en todo caso, están bien relatadas, son entretenidas,  con un buen ritmo, y aunque un poco desiguales (Camilleri flojea un poco, Cataldo presenta la mejor de las tres historias), nos presentan un relato interesante de la Italia corrupta y mafiosa que hemos conocido mediante otras lecturas.

Hay que decir que durante la lectura, unos se da cuenta de que las corruptelas que al fin y al cabo hoy leemos en los periódicos cada día y que nos rodean, no son muy diferentes a las presentadas por estos tres autores italianos en sus relatos. Quitás los métodos difieren, pero, a la práctica, las motivaciones son las mismas: dinero, control y poder.

Si queréis ver más información sobre el libro, clicka aquí.

Ho vols compartir?

Deixa un comentari.

La teva adreça no serà publicada.


*


Translate »