El silencio del pantano

Juanjo Braulio. Ediciones B

El silencio del pantano“La trama arranca con el hallazgo de un cadáver en un recodo del río Turia. El asesino parece recrear un antiguo ritual romano reservado a los reos culpables de parricidio. El crimen salpica a los poderosos de la sociedad valenciana, que pronto dejarán al descubierto el pantano silencioso, símbolo de la decadencia y la corrupción, sobre el que se alza la ciudad. La investigación se verá envuelta en este fango cada vez más escondido y peligroso, desvelando oscuros episodios de nuestro pasado.”.

Tenemos que admitir que cuando empezamos a leer esta novela, después de leer este resumen, no teníamos expectativas de encontrar nada muy diferente a lo leído en otras ocasiones. Pero hay que decir que tiene un elemento que nos sorprendió y que la diferencia. Y es que encontramos dos novelas en una.

Tenemos dos protagonistas: un escritor de novela negra y su personaje. El silencio del pantano va intercalando capítulos con dos historias: un escritor (llamado Q) con un método un poco “peculiar” para documentarse (mejor que no cunda el ejemplo…) y la historia que está escribiendo, una novela de una popular serie protagonizada por el brigada de la Guardia Civil David Grau. Las historias se entremezclan, inicialmente de manera un poco confusa, aunque luego ya te puedes ir ubicando. El trasfondo es muy similar en ambas historias: la corrupción en muchos estamentos, arraigada, y con orígenes ya en la transición. Entre medio, una especie de Doctor Moriarty, que adquiere importancia en la historia de David Grau, pero que tiene reflejo en la historia de Q.

El ritmo de ambas historias en general es bueno. Es de lectura ágil. El estilo sencillo pero efectivo. Con bastantes referencias literarias (Blasco Ibáñez), algunas explícitas a autores de novela negra (la referencia que hace de Bevilacqua al hablar de Grau es casi obligada) . En cuanto a los personajes, quizás destacaríamos a Q, porque lo sorprendente de su extraño sentido de la justicia y por sus métodos para documentarse para sus novelas (no podemos contar más, o caemos en el spoiler…).  Y también nos quedamos quizás con el Tuerto, un matón solitario que se va haciendo interesante cuando se va conociendo un poco más sobre su historia.

Cosas que quizás nos han faltado: un final más redondo. Tenemos sensación de que quedan cosas muy abiertas, acaba de manera un poco precipitada. La verdad es que cuando llegábamos al final y veíamos que nos quedaban ya pocas páginas nos extrañaba, porque había que cerrar, de hecho, dos tramas. Y no se cierra mucho. Quizás es la puerta abierta a una segunda novela.

También decir que quizás en algún momento algunas reflexiones sobre la corrupción en Valencia se nos hacen un poco largas. Interesantes, pero que pueden romper un poco el ritmo.

No obstante, el resultado en general es correcto. La novela, a nuestro parecer, entretenida, un poco diferente a lo que estamos acostumbrados, y de lectura ágil.

Si queréis saber más sobre el autor Juanjo Braulio podéis visitar su página web aquí.

Si queréis seguir a Juanjo Braulio en twitter, podéis encontrarlo aquí.

Si queréis leer la ficha de la novela en el catálogo de Ediciones B, podéis hacerlo aquí.

Ho vols compartir?

Deixa un comentari.

La teva adreça no serà publicada.


*


Translate »