Aguacero

Luis Roso. Ediciones B

aguaceroAño 1955. El inspector Ernesto Trevejo recibe el encargo de investigar cuatro crímenes en un pueblo de la sierra madrileña donde se está construyendo un pantano: dos guardias civiles han sido torturados hasta la muerte; el alcalde del municipio y su esposa, ejecutados a sangre fría. Un posible asesino en serie podría aterrorizar a la región mientras se desarrollan las obras. El asunto debe ser resuelto –y silenciado- cuanto antes.

Siguiendo los pasos de una investigación que destapará odios, secretos e intereses ocultos, el lector se traslada a una España en blanco y negro. De fondo, el rumor incesante de la lluvia que acompañará al protagonista en su viaje a un escenario rural, remoto, casi salvaje.

El extraordinario debut de Luis Roso en el género noir es al mismo tiempo un adictivo thriller literario y una mirada nueva sobre los años más duros del franquismo.”.

Hace unas semanas empezamos nuestra incursión en el mundo negro de Luis Roso. Y estamos contentas de haberlo hecho. A pesar de unas primeras páginas iniciales que quizás no nos acabaron de convencer, a la que empieza a investigar el caso, se convierte en una novela bastante adictiva. La verdad es que tenía muchos números para gustarnos: novela en la España gris de los 50, situada en una zona rural bastante incomunicada, un policía en un entorno políticamente hostil… en definitiva, un combinado que le da a la novela una ambientación, de entrada, atractiva.

El protagonista es el inspector Ernesto Trevejo, que recibe el encargo especial de investigar una serie de muertes en la sierra madrileña, en un entorno difícil, ya que es un terreno, además de agreste, de la Guardia Civil. De hecho, como ayudante le acompaña un joven agente de este cuerpo, Aparecido, con el que hace buen equipo. El alcalde, el cura, el dueño del bar, un intrigante alemán, e incluso una femme fatal… un elenco nada desdeñable en un pequeño pueblo como es Las Angustias.

La ambientación es bastante buena, con sus descripciones y diálogos consigues meterte bien en la historia, sin hacerse pesado. La trama está bastante bien ligada, y con un ritmo adecuado, ni muy lento, ni muy precipitado. La pega que antes comentamos en las primeras páginas es quizás que encontramos la entrada del personaje principal un poco esterotipada, de detective rebelde en un entorno rígido, que hemos visto en muchos otras historias. Quizás no nos encajaba mucho inicialmente, aunque hay que decir que luego, una vez ya le pillas el punto, gusta.

Poca cosa más podemos añadir a nuestro comentario. Una novela entretenida, bien escrita y bien tejida, con una ambientación atractiva. Para aquellas personas familiarizadas con el Madrid de hace ya unas décadas o con la misma sierra de Madrid, será especialmente interesante, pues seguramente encontrarán alguna que otra referencia que les pueda resultar familiar. En cualquier caso, una lectura entretenida y recomendable.

Si queréis ver la referencia de la novela en la página de Ediciones B, clicad aquí.

Si queréis seguir a Luis Roso en twitter, clicad aquí.

Ho vols compartir?

Deixa un comentari.

La teva adreça no serà publicada.


*


Translate »